Cómoda enchapada

8:48:00

Hace ya un tiempo largo compré esta cómoda que era poco mas que promesas porque sacando las patas que me encantaron y estaban sanas el resto no era muy atractivo, enchapado saltado, roto y manchado. Finalmente le llego su turno en la cola de muebles que están en la lista de espera y acá esta el cambio...


Muchos muebles tienen la estructura de madera maciza pero por cuestiones estéticas, de estilo u ornamentales tienen una terminación enchapada, ese no es el caso de esta cómoda que bajo la chapa de madera es de aglomerado, dato que desconocía al momento de comprarla, y por lo cual no era posible simplemente levantar la chapa sino que fue necesario reemplazarla y ese  era el mayor desafío


Levantar la totalidad del enchapado y lijar la parte de las patas fueron los primeros pasos 


El enchapado en partes se levantaba con un mínimo esfuerzo y costo bastante menos que el lijado


Como las patas son de una madera clara, aunque no se que madera es, elegí para la estructura chapas de paraíso que tiene unas vetas que me gustan mucho. 
Las chapas se consiguen de una amplia variedad maderas, se venden por pieza y el valor depende del ancho de la misma,  las medidas tanto de largo como ancho son irregulares básicamente porque están definidas por el tamaño del  tronco del cual se extrajo. Las de madera natural son bastante frágiles y es necesario manejaras con cuidado para que no se rompan antes de adherirlas. 


Enchapar parece y suena mas complicado de lo que en realidad es, requiere sobretodo de paciencia y prolijidad como todo trabajo manual. En mi caso como nunca había enchapado una superficie tan grande me daba algo de miedito y por eso venia esquivando el asunto.
En este caso era necesario ensamblar dos chapas para completar el ancho total, así que lo primero fue presentarlas de manera que los dibujos de las vetas quedaran lo mas parejas posibles para que no se note tanto la división.  Una vez que decidí de que lado y en que sentido ubicar cada una corte  con cuter dejando un mínimo excedente.
Leí en algunos sitios personas que recomiendan pegar las chapas con cola de carpintero y aplicarle calor con una plancha hasta secar. No importa cuantos lo digan y repitan no hay discusión posible: las chapas se adhieren SI o SI con cemento de contacto. Básicamente porque no hay punto de comparación entre una y otra opción en cuanto a la dificultad y terminación. 


Se aplica una doble mano de cemento en ambas superficies a adherir, cuando seca al tacto se ubica en su sitio  y con la ayuda de un taco de madera  se ejerce presión por toda la superficie para evitar que queden burbujas de aire. Una vez seco, cortamos los excedentes y lijamos hasta emparejar las uniones y bordes. 
En mi caso elegí enchapar solo la parte exterior de la cómoda y los cajones que si eran de madera los pinté de blanco y forre el fondo con un papel en tono amarillo pastel. 



Las patas tenían regatones de bronce opacados por varias capas de pintura y suciedad así que no necesité mas que limpiarlos bien para que vuelvan a brillar. 
Para terminar lustré toda la madera para protegerla, principalmente la parte superior donde se van a apoyar objetos.


Los tiradores no son de mi agrado pero aun no conseguí un reemplazo que me guste y no no me cuesten mas caros que la cómoda en si, así que por el momento se quedan los que estaban. 



Buena semana para todos! Gracias por pasar! 






PD: Si te queres animar con el enchapado y sos de Capital Federal podes conseguir chapas de madera en Horenstein TH que queda en Muñecas 733 en el barrio de Villa Crespo. Es un local que parece abandonado en el tiempo pero no temas, tiene mucha variedad  y buenos precios. 






También te puede gustar

1 comentarios

  1. Hola! es mi primera vez en tu blog y me encantó. Esta cómoda quedó sensacional!!!

    ResponderEliminar

Seguimos conectados?